Las palabras de los bloggers

Sylvie ha probado para ti una excursión a bordo de un viejo barco de vela en Sète. De vuelta de su experiencia.   Hemos hecho una excursion privada de varias horas en un viejo barco de vela (bueno, dos barcos, ¡ya que éramos 15!) y fue un momento de gracia intemporal de los que hemos visto pocos. Yo iba en el Draug, un magnífico velero noruego de principios de siglo. El mar, el sol, las vistas... ¡Un cambio de aires garantizado! La guinda del pastel fue el picnic en el barco con productos de calidad superior (del que hablaré en el próximo artículo). En resumen, nos dimos un banquete. Esta felicidad está al alcance de todos los presupuestos, ya que Pierre y Pascale (foto de abajo) han creado esta asociación para transmitir y compartir su amor por la navegació...
Un helado de «La bouline». «Sus helados son artesanales. ¡Pero en serio! Nada de polvos químicos mezclados rápidamente con leche de mala calidad... Los ingredientes son cuidadosamente seleccionados y las recetas son elaboradas a conciencia. ¡Tan pronto pruebo mi helado, mi corazón da saltos de alegria!» Para ir más lejos Descubre el blog de Mila: http://www.lagalerie-blog.fr/ !
Entre la tierra y el mar: la reserva natural de Bagnas. Entre Agde, Marseillan y Cap d'Agde se encuentra la reserva natural nacional de Bagnas, a aproximadamente 5/8 km de mi casa (dependiendo de donde se encuentre uno en la reserva y que incluso puede estar algo más lejos si, como nosotros, te pierdes entre Agde y Marseillan...) Tampoco hay que olvidar el Canal du Midi, la laguna de Thau y todas las masas de agua más o menos grandes, más o menos saladas. La regulación de las reservas naturales nacionales es muy estricta y, en función de cada territorio, se define un perímetro de protección (terrestre, marino y/o aéreo). Además, para poder explorar y descubrir la reserva de Bagnas, hemos tenido que esperar que empezara una actividad de animación. No hemos tenido q...
Durante su visita al Archipiélago de Thau, Madi cayó bajo el encanto de Sète.   Es cierto que, en un primer momento, Sète no parece una ciudad cultural, por lo que nos suelen pasar desapercibidas muchas cosas. Sète es una ciudad dinamica con una historia intensa. Los apasionados de la arquitectura y del urbanismo se interesarán por la historia de esta ciudad, nacida a la vez que el Canal du Midi. La temporada de verano ofrece numerosas posibilidades: entre el festival de la canción o el jazz especialmente. En el théâtre de la mer se celebran algunos conciertos junto al mar, ofreciendo unas impresionantes vistas. Y no olvidemos Georges Brassens, que tantas canciones dedicó a su ciudad y al que se le ha dedicado un precioso espacio, que tuve el placer de visitar ha...